NUECES ALMENDRAS BOGOTA
INFORMACION PERTENECE A NUEZ BUFFET
|| Inicio || Nueces || Frutas deshidratadas || Chocolatería || Semillas || Especias || Garrapiñadas || Hot Bombon || Harinas de nueces ||
 

|| Almendras especiales || Mantequillas Cremas Untables Jarabes || Regalos VIP || Regala SALUD || Regalos Empresariales || Pasabocas saludables ||

 
|| Vinos personalizados || Horario || Contacto ||
 
almendras almonds bogota colombia

 

Es una  de las pocas fuentes de proteínas vegetales que contiene arginina, un aminoácido esencial para los niños.
Fibra soluble (10%) ideal para estimular los movimientos intestinales y para conferir sensación de saciedad.
La almendra es también rica en proteínas (19 g/100 g), cantidad similar a la de la carne.
El contenido en hierro es otra de las virtudes de este delicioso fruto seco.

Cincuenta (50) gramos de almendras aportan una dosis de hierro muy similar a la de las espinacas.
El magnesio, el fósforo y el manganeso también son otros de los minerales que aporta este fruto seco en cantidades nada despreciables. Las almendras representan nutrición y salud con sabor. Son las almendras la fruta seca sin colesterol que agradará a los consumidores más exigentes y a los fanáticos de la salud.

La grasa, un regalo para las arterias.


Los beneficios de las almendras para la salud de las personas son múltiples. Tienen un 52% de grasas. De ellas, dos terceras partes corresponden a ácido oleico. Esto quiere decir que comer almendras es muy parecido a tomar aceite de oliva desde el punto de vista cardiovascular. Tanto es así, que se ha demostrado que en comunidades en que se consumen dosis altas de frutos secos, la incidencia de enfermedades cardiovasculares es menor. Otro punto a tener en cuenta es su contenido en ácido linoleico (omega-6), ácido graso esencial para el organismo que éste no sintetiza y que le es necesario obtener de la dieta.

La almendra y el crecimiento
Las almendras por la serie de elementos esenciales que tienen para nuestro organismo, hacen que su consumo sea adecuado en condiciones de crecimiento, siendo un buen complemento de la dieta.

La almendra y el envejecimiento
La almendra es uno de los frutos secos con mayor aporte de vitamina E, una vitamina cuya ingesta a menudo está por debajo de lo que sería recomendable y que ejerce un valioso papel antioxidante. 50 g diarios de almendras crudas cubren las necesidades por día de esta vitamina.

La almendra y la diabetes
El control de la dieta es esencial en los diabéticos que no dependen de insulina. La almendra puede formar parte de la alimentación de un diabético. Por una parte, se sabe que la asociación de la fibra con los azúcares provoca una disminución en la velocidad de absorción de la glucosa, lo que hace que el aumento de los niveles de glucosa e insulina sea moderado. Por otro lado, se ha demostrado que una dieta de ácidos monoinsaturados mejora la tolerancia a la glucosa, además de tener un efecto positivo sobre la regulación del contenido de colesterol presente en las HDL y LDL y sobre los niveles de triglicéridos.
La almendra y el cáncer
Las almendras presentan un elevado contenido de fibra, elemento que, entre otras ventajas, permite aumentar el volumen de los excrementos y diluir así el ácido biliar, lípidos y esteroles, haciendo que disminuya el riesgo cancerígeno de éstos en el colon.

La almendra: una "aspirina" natural
Considerada "remedio de todos los males", la aspirina es el medicamento más popular, extendido y aceptado. La alternativa natural a este producto consiste en comer un puñado de almendras, aunque sus efectos sean más lentos. La explicación radica en que las almendras contienen una buena proporción de salicilatos, sales formadas por ácido salicílico

 

Con una cantidad de 64 ug por cada 100 gramos, la almendra sin cáscara también es también uno de los alimentos con más vitamina B7.
Este fruto seco es muy alto en nutrientes. Además de los mencionados anteriormente, la almendra sin cáscara es también un alimento muy rico en vitamina B2 (0,62 mg. cada 100 g.) y magnesio (270 mg. cada 100 g.) y zinc (3,20 mg. cada 100 g.) y potasio (835 mg. cada 100 g.), fibra (13,50 g. cada 100 g.) y calcio (252 mg. cada 100 g.).
Entre las propiedades nutricionales de la almendra sin cáscara cabe también destacar que tiene los siguientes nutrientes: 4,10 mg. de hierro, 18,71 g. de proteínas, 2 mg. de yodo, 5,36 g. de carbohidratos, 14 mg. de sodio, 20 ug. de vitamina A, 0,22 mg. de vitamina B1, 5,50 mg. de vitamina B3, 0,44 ug. de vitamina B5, 0,16 mg. de vitamina B6, 45 ug. de vitamina B9, 0 ug. de vitamina B12, 0 mg. de vitamina C, 0 ug. de vitamina D, 0 ug. de vitamina K, 610 kcal. de calorías, 0 mg. de colesterol, 54,10 g. de grasa, 3,31 g. de azúcar y 37 mg. de purinas.

Beneficios de la almendra sin cáscara

Como tiene una alta cantidad de calcio, la almendra sin cáscara un alimento bueno para los huesos y es muy recomendable su consumo durante el embarazo puesto que en estas etapas nuestro organismo lo consume en mayor medida.
La almendra sin cáscara, al ser un alimento rico en potasio, ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión. El potasio que contiene este fruto seco ayuda a regular los fluidos corporales y puede ayudar a prevenir enfermedades reumáticas o artritis.
El alto contenido en zinc de la almendra sin cáscara facilita a nuestro organismo la aslimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene este fruto seco, contribuye a la madurez en el desarrollo y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. Al ser rico en zinc, este alimento también ayuda a combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.
Tomar almendra sin cáscara, al estar entre los alimentos ricos en fibra, ayuda a favorecer el tránsito intestinal. Incluir alimentos con fibra en la dieta, como este fruto seco, también ayuda a controlar la obesidad. Además es recomendable para mejorar el control de la glucemia en personas con diabetes, reducir el colesterol y prevenir el cáncer de colon.
La almendra sin cáscara, al ser un alimento rico en fósforo, ayuda a mantener nuestros huesos y dientes sanos así como una piel equilibrada ya que ayuda a mantener su PH natural. Por su alto contenido en fósforo este fruto seco ayuda a tener una mayor resistencia física. Este mineral, contribuye también a mejorar las funciones biológicas del cerebro.

El tomar la almendra sin cáscara y otros alimentos ricos en vitamina B2, puede ayudar a superar las migrañas y es beneficioso para mantener una buena salud ocular y de la piel. Los alimentos ricos en vitamina B2 o riboflavina como este fruto seco, también son útiles para mejorar problemas nerviosos como el insomnio, la ansiedad o el estrés.
 

 

ALMENDRAS BOGOTA ALMONDS


La vitamina B7 o biotina, abundante en la almendra sin cáscara es bueno para mejorar la salud del cabello, las unñas y la piel. Los enfermos de diabetes también pueden beneficiarse tomando este fruto seco, ya que la vitamina B7 contenida en él, puede ayudar a estabilizar los niveles de azucar en la sangre.
La almendra sin cáscara, por su elevada cantidad de vitamina E, es un alimento beneficioso para nuestro sistema circulatorio. Este fruto seco también tiene propiedades antioxidantes, es beneficioso para la vista y puede ayudar en la prevención de la enfermedad de Parkinson
Debido a su alta cantidad de calorías, este fruto seco no es recomendable para tomar si quieres mantenerte tu peso o si estás siguiendo una dieta para adelgazar.

Tablas de información nutricional de la almendra sin cáscara

A continuación se muestra una tabla con el resumen de los principales nutrientes de la almendra sin cáscara así como una lista de enlaces a tablas que muestran los detalles de sus propiedades nutricionales de la almendra sin cáscara. En ellas se incluyen sus principales nutrientes así como como la proporción de cada uno.